domingo, 9 de octubre de 2011

Impresionante desprendimiento en Cornualles

Impresinantes imágenes de docenas de miles de toneladas de roca cayendo al mar por el desplome de un acantilado. Este vídeo, grabado en la costa de Cornualles, sudoeste de Inglaterra, está atrayendo el interés de los geólogos de todo el mundo. Ocurrió el pasado 3 de octubre, cuando parte de la pared se precipitó sobre la llamada “Cala del Hombre Muerto” (Deathman´s cove), que forma parte de los acantilados del Norte de Cornualles, a media milla al este de la famosa cala de Hells Mouth.

Richard Hocking, un ingeniero de materiales que estaba midiendo grietas, registró con su cámara el dramático desplome de unos 100 metros de pared, que acabó desintegrándose en una nube de polvo y agua blanca.



La caída de secciones costeras de este tipo son causadas ​​por una combinación de las olas, que socavan la base del acantilado, y de los ciclos de hielo y deshielo, que junto con los golpes de viento terminan por producir el desplome. Es un proceso continuo alrededor de la costa, pero es muy, muy raro poder grabar un gran desprendimiento como este.

El experto geólogo Pete Hobbs, de la British Geological Survey, describió el vídeo como una de las mejores imágenes que ha visto de este fenómeno: “las posibilidades de captarlo son muy escasas”. Además se produjo en un día aparentemente tranquilo, sin apenas oleaje.

En el vídeo puede observarse cómo se van dibujando las fracturas que luego servirán de planos de ruptura para el desprendimiento final. Se estima que cerca de 100.000 toneladas de roca y arena cayeron al mar. Este tipo de desprendimientos son un acto geológico bastante grande en volumen. De hecho, el más grande del que Pete Hobbs tiene noticia ocurrió en 1999 en Beachy Head, el acantilado de piedra caliza más alto en Gran Bretaña, y fue de 200.000 toneladas.

Fuente: Cornwall community news

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails